MOTOR DE BÚSQUEDA PARA ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

Autor  Periódico  Año 
Mostrar Introducción

Un magnífico panorama
Roberto Rodríguez Gómez
Campus Milenio Núm. 514 [2013-06-13]
 

Margarita Zorrilla Fierro, ex directora del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en la actualidad integrante de la junta de gobierno del organismo, me hizo favor de obsequiarme la más reciente edición del Panorama Educativo de México. Indicadores del Sistema Educativo Nacional. Esta publicación del Instituto se viene realizando, en forma anual, desde 2003 y representa para los investigadores, los especialistas y también para algunos tomadores de decisiones, un insumo de primera importancia para reconocer las dimensiones cuantitativas del sistema educativo nacional, así como para identificar con objetividad diversos aspectos de la problemática de la educación en el país y sus regiones.

En esta ocasión, al igual que en las ediciones de 2010 y 2011, el Panorama incluye datos de la educación básica (preescolar, primaria y secundaria) y de la media superior, es decir de todo el tramo obligatorio de la formación escolar en el país. El extenso volumen, casi seiscientas páginas, se acompaña de un disco compacto que agrega al documento escrito una importante cantidad de tabulaciones, desgloses, e indicadores complementarios.

Desde su origen el INEE, bajo la dirección de Felipe Martínez Rizo, estableció un modelo de evaluación adecuado a su misión permanente: evaluar la calidad del sistema educativo mexicano. Para el INEE, la calidad se refiere, según se indica en su Plan Maestro de Desarrollo, "al Sistema Educativo Nacional y el concepto se concibe como multidimensional; las dimensiones de la calidad, a su vez, se derivan de las relaciones que pueden establecerse entre los componentes del sistema educativo." En el mismo texto se encuentra una definición de calidad más precisa: "La calidad del sistema educativo es la cualidad que resulta de la integración de las dimensiones de pertinencia y relevancia, eficacia interna, eficacia externa, impacto, suficiencia, eficiencia y equidad."

Para evaluar la calidad, en el sentido referido, el INEE generó un modelo sistémico, que busca dar cuenta de la condición multidimensional indicada, a través de la consideración de cinco grandes componentes del sistema: Primero, el contexto o entorno del sistema educativo; segundo, los insumos que recibe el sistema educativo (recursos humanos, materiales, tecnológicos y financieros); tercero, los procesos del sistema (trayectorias, procesos pedagógicos, gestión escolar y del sistema); cuarto, productos y resultados; y quinto, nivel de logro de los objetivos y propósitos del sistema.

El modelo evaluativo del INEE se refleja, en forma coherente y articulada, en la organización de los temas, datos e indicadores que se sistematizan y reproducen en el Panorama. Cuenta éste con cinco grandes apartados: contexto social, agentes y recursos, acceso y trayectoria, procesos educativos y de gestión, y por último resultados educativos. Dentro de cada apartado se proponen varias preguntas cruciales, y mediante estadísticas generales e indicadores se ofrecen respuestas.

Veamos un ejemplo para ilustrar el ordenamiento descrito. En la primera sección, contexto social, se establecen cuatro preguntas: ¿Cuáles son las poblaciones objetivo de la educación básica, media superior y para adultos? ¿Cuál es la asistencia de la población infantil y juvenil a la educación básica y media superior? ¿En qué medida el sistema educativo cubre la necesidad social de educación? ¿Cómo es el contexto socioeconómico en que opera el Sistema Educativo Nacional?

Para contestar a las preguntas formuladas, se acude a una diversidad de fuentes estadísticas primarias: el Censo de Población y Vivienda, las proyecciones de población del CONAPO, estadísticas sociales y económicas que provienen de las encuestas INEGI, e incluso algunas fuentes internacionales. Para los datos escolares, generalmente se toma en cuenta la estadística continua del formato 911 de la SEP, aunque también algunos datos consolidados reportados ya sea en los informes estadísticos de la SEP, o bien en el anexo estadístico del informe presidencial.

La gran mayoría de las tabulaciones presenta un desglose por estados, lo que posibilita una visión comparativa entre los sistemas escolares de las entidades federativas. No obstante, en algunos casos, por ejemplo en la sección de resultados escolares, se brinda información ordenada con base en otros niveles de agregación, por ejemplo las diferencias entre escuelas urbanas y rurales o públicas y privadas. También, para algunos rubros, la estadística considera las diversas modalidades de los servicios de educación primaria, secundaria y la media superior.

El Panorama, además de contar con un sólido principio de organización de la información, derivado de una conceptualización de la tarea evaluativa. y no sólo ni principalmente de un orden temático, aventaja a la gran mayoría de las fuentes de estadísticas educativas, en la presentación, para cada cuadro e indicador de los incluidos en el texto y en los anexos, de una ficha técnica en que se explica: la definición del indicador correspondiente, la fórmula de cálculo, la forma de interpretación directa de los datos, y la utilidad analítica del mismo. Además de orientar al lector en el uso de este tipo de estadísticas, la inclusión de las fichas técnicas hace que el material del Panorama satisfaga el criterio de replicabilidad que, sería deseable, cualquier reporte con indicadores incluyera.

La información del Panorama es muy valiosa como tal, hay que revisarla con cuidado sacarle el mayor provecho posible. Pero acaso lo más importante es la continuidad. Es fundamental que el nuevo INEE, que tendrá que emprender nuevas tareas y tal vez renovar su enfoque de evaluación, mantenga la publicación del Panorama. No hacerlo sería un error muy grave.


Instituto de Investigaciones Económicas
Seminario de Educación Superior
TEL: 56650210, FAX: 56230116
webmaster@ses.unam.mx
Last modification: April 28 2016 13:39:11.  

Free Blog Counter